Protección contra sobretensiones

¿Por qué es necesaria la protección contra sobretensiones?

La vida industrial, comercial y residencial moderna depende de la disponibilidad de electricidad. El suministro de electricidad debe tener un nivel de calidad que facilite el desempeño eficiente de los dispositivos electrónicos más sensibles.

Nuestra dependencia de la electricidad y la prevalencia de la electrónica cada vez más sensible hacen esencial tener una fuente de alimentación confiable para la vida moderna. Sin embargo, las interrupciones pueden ocurrir.

¿Cómo las sobretensiones causan daño?

Algunos ejemplos de los costos asociados con daños por sobrevoltaje incluyen: altos costos de mantenimiento, altos costos de producción, retrasos en la producción, pérdidas en ventas, entregas tardías, mayor desperdicio y desechos, entre otros.

Sin control, las sobretensiones pueden causar daño a equipos electrónicos sensibles. Los tres principales tipos de daño son:

  • Destructivo: Incidentes repentinos donde el equipo es destruido. Las sobretensiones externas son la causa primaria.
  • Disipativo: Daños a largo plazo a sistemas y electrónica creados por una mala calidad de energía. Sobretensiones generadas internamente son la causa principal.
  • Disruptivo: Interrupciones en procesos industriales, incluyendo tiempo de inactividad y/o pérdida de información. A menudo es difícil de identificar la causa de los daños disruptivos.

Dispositivos para contrarrestar los daños por sobretensiones

Los productos de sobretensiones disponibles se dividen en cuatro categorías:

1)      Potencia

2)      Instrumentación y control

3)      Datos

4)      Antena coaxial

Para proteger adecuadamente un dispositivo, la potencia de entrada debe tener protección. Además, si existen líneas de comunicaciones/señales/datos que entren en el dispositivo, se debe instalar protección. Una protección ubicada en la línea principal de alimentación eléctrica de la planta es poco probable que proteja contra las sobretensiones generadas internamente. Una antena para un sistema de radio, colocada fuera de la instalación, debe tener protección en el cable coaxial.

Conclusiones

  • Un DPS de calidad minimiza el riesgo de sobretensiones, tanto internas como externas, para proporcionar un rendimiento seguro y confiable.
  • Los DPS’s adecuadamente diseñados y aplicados protegen los equipos eléctricos sensibles de sobretensiones dañinas.
  • La protección contra sobretensiones reduce los costos asociados con la mala calidad de la energía. El tiempo de inactividad no planificado es costoso y
  • Los tiempos de parada no planeados son costosos y su impacto puede variar según la criticidad del proceso.
  • Instalar DPS’s en las líneas de alimentación, instrumentación y control, datos y antenas brindan una mayor protección ante los efectos de la sobretensión.
  • Ya sea incluido desde un principio en el diseño del sistema o adicionado posteriormente como mejora, los DPS’s deben ser orientados a un control seguro y eficaz de las sobretensiones.
  • Los estándares bajo los cuales ha sido diseñado el DPS deben ser incluidos en el data sheet del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.