¿Por qué automatizar el embalaje final?

La definición de cuándo automatizar o no, no es tan clara ya que depende de muchos factores de la empresa y su producción. Por ejemplo, según nuestra experiencia en el final de línea, las empresas que se plantean automatizar dan el salto cuando:

  • La empresa tiene poca producción pero ha tenido problemas cómo pérdidas o daños en el transporte de sus productos.
  • La lentitud del proceso de paletización y embalaje manual está afectando a las entregas al cliente.
  • La empresa prevé aumentar su producción y por tanto necesita un final de línea automatizado para responder al flujo productivo.
  • Los procesos manuales (paletización y o embalaje) le están afectando en varias áreas de la empresa: logística, producción, recursos humanos, etc.
  • Y el más grave, cuando los procesos manuales provocan accidentes e incidencias en fábrica, e incluso peligro de salud a sus trabajadores

Problemas más comunes de los procesos manuales

Veamos ahora los problemas más comunes que pueden ocasionar los sistemas manuales en el final de línea, empezando por la paletización y acabando en el embalaje del palet.

1. Problemas con la paletización manual:

La paletización automatizada es clave para garantizar la estabilidad de la carga e incluso una correcta aplicación del embalaje posterior. Por ello, aunque se pueda paletizar manualmente, un error en un solo de los elementos de paletización puede influir en la seguridad total de la carga.

2. Incorrecta aplicación de consumibles:

El siguiente paso donde afectan los procesos manuales es en el propio embalaje. La causa más común es la incorrecta aplicación de los consumibles y por tanto los problemas en el embalaje del palet.

3. Accidentes y riesgos laborables:

Por último, la consecuencia más grave del embalaje manual son los accidentes laborables y peligros de salud que puedan ocasionar.

Para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.