Barreras Zener y Aisladores Galvánicos

La protección contra explosiones es un aspecto de vital importancia para empresas de todos los  sectores, las sustancias peligrosas que se usan en los diferentes procesos tienen un potencial explosivo, con capacidad de causar daños a los equipos, los procesos y hasta operarios. 

La solución en seguridad intrínseca de STAHL es una técnica de protección contra explosiones aplicada a los equipos y cableados   eléctricos destinados  a zonas peligrosas mediante Barreras Zener Aisladores Galvánicos. Esta se basa en limitar la energía eléctrica como térmica en condiciones normales y anormales a niveles que son incapaces de encender una mezcla peligrosa.

Barreras de seguridad Zener

Situadas entre los controladores y lo instrumentos de campo situados en atmósfera clasificada, nos encontramos en encontramos a las barreras de seguridad intrínseca.

La función de estas barreras es las de limitar la energía que es enviada hacia el área clasificada, bajo condiciones de operación normal o en condiciones de operación bajo falla.

Aisladores Galvánicos

Un aislador galvánico se suele utilizar cuando no se dispone de un sistema equipotencial de tierra o cuando los dispositivos de campo no se encuentran aislados de tierra. Lo aisladores proporcionan una alimentación flotante con respecto a tierra y suministran la misma señal del transmisor gracias a un transformador de aislamiento.

El transformador proporciona aislamiento galvánico entre la entrada y la salida, de manera que consigue una alimentación o señal a campo “flotante”, lo que evita los picos, transitorios y ruido electromagnético de alta frecuencia.

Para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.